influenza in bats tp41La influenza en murciélagos se refiere a los virus de influenza encontrados en murciélagos.
La influenza en murciélagos fue descubierta en "pequeños murciélagos de hombros amarillos" en Guatemala durante un estudio realizado por expertos de los CDC y la Universidad del Valle en 2009 y 2010 en Guatemala (1).

Desde entonces, los virus de la influenza en murciélagos han sido detectados en otras especies de murciélagos en América Central y América del Sur (2).
Las investigaciones de laboratorio realizadas en los CDC y otros lugares sugieren que estos virus tendrían que someterse a cambios significativos para poder diseminarse fácilmente entre los seres humanos e infectarlos.
Las especies de murciélagos que en este momento se conoce que transportan la influenza en murciélagos no son oriundas de los Estados Unidos continentales pero son comunes en América Central y América del Sur.

¿Representa la influenza en murciélagos una amenaza para la salud humana?

Investigaciones preliminares de laboratorio en los CDC sugieren que las células humanas no resisten el crecimiento de los virus de influenza en murciélagos en el tubo de ensayo (1).
Esto sugiere que los virus de influenza en murciélagos no pueden crecer o duplicarse en los seres humanos y tendrían que sufrir cambios significativos para poder diseminarse fácilmente entre los seres humanos e infectarlos.
Sin embargo, pruebas del genoma de los virus de influenza en murciélagos plantean que sus genes internos son compatibles con los virus de influenza en seres humanos, por lo que los científicos de los CDC no pueden descartar la posibilidad de que estos virus puedan llegar a infectar a los seres humanos.
Para obtener más información, consulte la pregunta que aparece a continuación titulada "

 ¿Cómo podrían los virus de la influenza en murciélagos diseminarse entre los seres humanos e infectarlos?

Los genes internos de los virus de influenza en murciélagos son compatibles con los virus de la influenza humana, por lo tanto, es posible que estos virus puedan intercambiar información genética con los virus de la influenza humana a través de un proceso llamado "realineamiento". El realineamiento se produce cuando dos o más virus de influenza infectan una célula única, que permite a los virus intercambiar información genética.

El realineamiento a veces puede llevar a la aparición de nuevos virus de la influenza capaces de infectar a los seres humanos.

Sin embargo, aún no se conocen las condiciones necesarias para el realineamiento entre los virus de influenza humana y los virus de influenza en murciélagos. Otro animal (como por ejemplo: cerdos, caballos, perros o focas) tendría que actuar como "puente", lo que significa que este animal tendría que ser infectado con este nuevo virus de influenza en murciélagos y el virus de influenza humana para que ocurra el realineamiento.

Desde que se descubrió la influenza en murciélagos, se ha realizado al menos un estudio para evaluar la posibilidad de que ocurran realineamientos entre los virus de la influenza en murciélagos y otros virus de la influenza (3). Hasta el momento, los resultados de estos estudios siguen indicando que es muy poco probable que los virus de la influenza en murciélagos se realinien con otros virus de la influenza para crear virus nuevos potencialmente más peligrosos o infecciosos.

En su forma actual, los virus de la influenza en murciélagos parecen no representar ninguna amenaza para la salud humana.

 yellow shouldered bat1¿Por qué es importante para la salud pública el descubrimiento de la influenza en murciélagos?

El descubrimiento de la influenza en murciélagos es importante para la salud pública porque los murciélagos representan una nueva especie animal que puede actuar como una fuente de virus de influenza.

Los virus de influenza ya son conocidos por causar enfermedades y diseminarse entre otros animales, incluyendo aves domésticas y silvestres, cerdos, caballos y perros, con brotes esporádicos entre focas, ballenas, hurones y gatos.

Los CDC y expertos en enfermedades de todo el mundo controlan los virus de influenza que circulan en los animales porque las pandemias anteriores del siglo 20, así como la pandemia de influenza H1N1 2009, fueron causadas por virus de influenza en animales que tenían la capacidad de infectar y diseminarse fácilmente entre los seres humanos.

 ¿Qué nos enseñó el descubrimiento de la influenza en murciélagos acerca de los virus de influenza?

El descubrimiento de la influenza en murciélagos ha aclarado la evolución de los virus de influenza A, B y C. Es posible que muchos de los genes internos de los virus de influenza en murciélagos sean descendientes de familias de virus de influenza que alguna vez circularon más ampliamente en siglos anteriores, y que ahora están extintas, o aún por descubrir.

Las comparaciones establecidas entre los diferentes virus de la influenza en murciélagos detectados por medio de un proceso llamado análisis filogenético en América Central y América del Sur han demostrado que existe una diversidad genética considerable entre estos virus de la influenza en murciélagos.

Esta diversidad es tan amplia que algunos investigadores de la influenza concluyeron que los virus de la influenza en murciélagos encontrados en las poblaciones de murciélagos en América Central y América del Sur pueden presentar una diversidad genética tan grande en algunos segmentos de genes que aquellos encontrados en los virus de la influenza de todas las otras especies de mamíferos y aves juntas.

Esto indica que estos virus han estado evolucionando en los murciélagos durante un largo tiempo, posiblemente durante siglos (2).

 ¿En qué se diferencian los virus de influenza en murciélagos de otros virus de influenza?

Los virus de la influenza en murciélagos descubiertos en América Central y América del Sur son muy diferentes de otros virus de la influenza detectados en seres humanos y animales. Todos los virus de influenza A tienen proteínas de superficie hemaglutinina (HA), y hasta el descubrimiento de estos virus, solo se sabía de la existencia de 16 tipos diferentes (o "subtipos") de proteínas HA en la naturaleza. Los nuevos virus de la influenza en murciélagos son tan diferentes de los subtipos preexistentes que los científicos de los CDC los han clasificado como nuevos subtipos, denominados "H17" y "H18" (1,2). El otro gen que codifica la proteína de superficie del virus, neuraminidasa (NA), también es extraordinariamente diferente de los virus de influenza conocidos. Es posible que este gen provenga de antiguos virus de influenza en murciélagos que están extintos o aún por descubrir. Los científicos de los CDC han propuesto nuevas designaciones para los subtipos de NA econtrados en murciélagos: "N10" y "N11."

 ¿Funcionan diferente las proteínas de superficie que se encuentran en los virus de la influenza en murciélagos de como lo hacen en los seres humanos?

Los científicos de la influenza creen que las proteínas de superficie HA y NA de los virus de la influenza en murciélagos funcionan de manera diferente de como lo hacen estas proteínas en los virus de la influenza en seres humanos, en otros mamíferos y aves.

Por ejemplo, las proteínas de superficie HA en los seres humanos participan en la infección al permitir que un virus de la influenza se adhiera y logre ingresar a las células de las vías respiratorias de los seres humanos. Asimismo, las proteínas de superficie NA que se encuentran en los virus de la influenza y que infectan a los seres humanos, las aves y otros mamíferos también participan en la infección al permitir que un virus de la influenza se escape de una célula infectada e infecte a otra célula sana.

Sin embargo, las poteínas HA y NA encontradas en los virus de la influenza en murciélagos en América Central y América del Sur no ejecutan estas funciones de la misma manera, según un análisis de sus estructuras de cristales.

Los investigadores concluyeron que estas proteínas de superficie deben contar con un mecanismo de acción diferente en los murciélagos. Por lo tanto, siguen siendo una incógnita los medios por los que estos virus de la influenza en murciélagos entran o salen de las células para infectar estos mamíferos.